No es casualidad que los dispositivos Android sean los más vendidos en el mundo: sus precios económicos y su alto nivel de personalización son solamente unas pocas de las muchas cualidades que puede ofrecerte este SO.

Eso sí, hay herramientas más y otras menos potentes para el Android, mientras más curioso seas, seguramente encontrarás apps más difíciles de instalar, pero, a su vez, con un abanico mucho no, muchísimo más amplio de personalizaciones, llegando, de hecho, hasta el punto de cambiarle el SO (la ROM) a tu dispositivo. Una de esas potentes herramientas es el Xposed.

Lo más probable es que ya lo hayas escuchado alguna vez si has intentado rootear tu móvil, ya que es uno de los pilares fundamentales para aplicar capas y capas infinitas de personalización a tu móvil. Lo mejor de todo es que el Xposed “di per sé” no hace nada, es solo una especie de tienda de módulos (como ellos mismos definen los aplicativos que están ahí), de ahí lo de Installer, que crean diferentes usuarios.

Ahora, la complejidad de acceder a estas aplicaciones no es solo el hecho de descargarlas e instalarlas, que es a lo que te enseñaremos aquí, sino de cumplir con una característica fundamental para que pueda “correr”, funcionar el aplicativo.

¿Que necesitas para Descargar y Consejos?

Pero ¿qué es eso tan imprescindible qué se necesita para que funcione el Xposed en mi dispositivo? Acompáñanos a verlo:

En primer lugar, asegúrate de tener una buena conexión a internet, ya sea Wifi o datos móviles, total, el Xposed pesa poco y nada (1 MB/2 MB a lo sumo).

Como puedes ver, no deberás preocuparte por el almacenamiento de tu móvil, pero tampoco te confíes: recuerda que el Xposed no es nada sin los módulos, así que deja espacio y no cuentes con poco.

Al cumplir esas características, con cualquier otra aplicación ya hubiésemos terminado, pues es lo más básico, pero, como te dijimos antes, falta algo: ser Súper Usuario (SU), es decir, ser usuario root.

Muy probablemente la mayoría sabrás que esto era necesario, pues conoce lo esencial, pero, también existe quien ve en internet algo y ese “algo”: llámese vídeo, entrada de foro, blog, tutorial, no te explica todo, sino que lo da como entendido por todos.

Por ese motivo, te ayudaremos. De manera breve, te diremos cómo puedes ser usuario root para poder acceder al Xposed Installer:

  • Root “automático” (desde el móvil, fácil): descargas una app al estilo iRoot, KingoRoot, RootMaster, etc. Mayor problema: a veces, puedes tener un root algo “invasivo”, te obligan a tener apps que no quieres.
  • Root manual (desde el móvil, medio-fácil): utilizando un recovery, como el TWRP, muy probablemente detectará que no eres root, por lo que te “ofrecerá” el acceso a root.
  • Root manual (desde el ordenador, difícil): hay dispositivos que necesitan de todo un proceso, como lo puede ser el de cambio de ROM o de flasheos desde apps como la de MTKtools.
  • Root “automático” (desde el ordenador, fácil): lo mismo que en el móvil, de hecho, generalmente son las mismas compañías. Deberás conectar tu móvil en modo de depuración (generalmente) al ordenador para realizar el proceso.

Xposed Installer para android Cómo Descargar y Consejos 2

Una vez que tengas conexión a Internet buena, espacio de almacenamiento y ser root, podrás proceder a mirar nuestro próximo apartado.

Instrucciones para Descargar y Consejos

Descarga e instalación del Xposed Installer: paso a paso

Xposed Installer para android Cómo Descargar y Consejos 2
Recuerda que estas aplicaciones no las vas a encontrar a través de la Play Store, por lo que es un proceso que, de antemano, necesita que cumplas otro requerimiento que no te dijimos más arriba:

Para instalar cualquier app desde “fuera”, es necesario que habilites, siguiendo la ruta: Ajustes-Seguridad y bajando un poco, la opción fuentes desconocidas, sin ella, no podrás instalar el Xposed.

Dicho esto, veamos los pasos a seguir:

  1. Localiza el archivo apk: haz una búsqueda en internet colocando lo siguiente “Xposed Installer para VERSIÓN DE ANDROID QUE TENGO EN MI DISPOSITIVO”, la frase toda en mayúscula deberás sustituirla por la versión de software que tengas (Lollipop, KitKat, Oreo…). Esto porque no es el mismo archivo apk para todos los dispositivos.
  2. Pero claro, sabemos que puedes caer en una web maliciosa en el paso 1, por lo que hemos decidido incluirte los enlaces oficiales (de la web de Xposed):
    • Para Android 4.0.3 hasta Android 4.4.4 http://repo.xposed.info/module/de.robv.android.xposed.installer y haz clic donde pone un link y al final la extensión “.apk”.
    • Para Android Lollipop (5.00 y superiores (hasta el Oreo, 8): https://forum.xda-developers.com/showthread.php?t=3034811 deberás descargar el zip que está indicado en la web.
  3. Una vez descargado, que te recomendamos que lo hayas hecho en tu móvil, para no tener que pasar el archivo desde el ordenador, podrás proceder con la instalación. En el caso de tener el archivo “.apk” descargado en el ordenador, te recordamos que puedes enviártelo de las siguientes maneras:
    • A través de la nube: usando cualquier servidor (G-Drive, Onedrive, MEGA…), subiéndolo primero y luego descargándolo desde el propio móvil.
    • A través de un software de transferencia de archivos inalámbricos: véanse los Wireless Transfer en Android.
    • A través del clásico cable micro-USB/USB-C: conectándolo al ordenador.
  4. Una vez que tengas el archivo del Xposed en el dispositivo que lo quieres instalar, búscalo utilizando el administrador de archivos de tu móvil y toca sobre él, te saldrá un pop-up en el que estará la opción de instalarlo.
  5. Una vez en la interfaz de instalación, deberás primero aceptar todos los permisos (no te aterrorices al Android decirte que puede ser peligrosa en tu dispositivo, lo dicen porque el Xposed Installer se aprovecha del root) para luego darle a “INSTALAR”.
  6. Una vez listo esto, busca la aplicación en tu cajón de aplicaciones.
  7. Una vez abierta la aplicación por primera vez, tendrás que “volver” a instalarla, es decir, permitir que el Xposed entre en la raíz y tenga los permisos que quiera. Esta parte sí que es de llevar con cautela, por lo que deberás cumplir con, al menos, estas dos características:
    • El tener una copia de seguridad, no sólo del móvil, sino que de la ROM también.
    • Tener el suficiente nivel de batería (como mínimo un 50%) para evitar que suceda algo inesperado durante la instalación y ello provoque un daño.
  8. Entonces, recapitulemos, una vez estemos en la interfaz inicial, tocaremos en donde pone “Framework”.
  9. Una vez allí, daremos un toque en donde pone “Install/Update”; al hacer esto, se te pedirán unas confirmaciones, para evitar que lo hayas hecho por error, con el fin de que no te encuentres preparado de cara a la instalación.
  10. El móvil se te reiniciará, tardará, de hecho, más de lo habitual (no demasiado).
  11. Hecho esto, el “Framework” estará instalado y listo para su uso.
  12. Recuerda, para ver las apps que puedes instalar a través de este instalador, puedes entrar en la sección “Download” de la interfaz inicial.

Como ves, instalar el Xposed no es tan difícil como lo pintan, de hecho, muy pocas veces ocurren errores durante la instalación. Podemos incluso agregar una experiencia personal: el Xposed no se instaló, pero tampoco dañó el software, así que se intentó de nuevo y sí, efectivamente funcionó.

Ahora, si quieres saber aún un poco más sobre esta maravillosa herramienta de personalización, es menester que leas el siguiente apartado.

Consejos para Descargar y Consejos

Los primeros consejos que te daremos sobre el Xposed es que no abuses de él, pues la seguridad de tu móvil es lo más importante. Debes saber que, cada vez que quieras instalar un módulo o, simplemente, activarlo o desactivarlo, deberás reiniciar tu dispositivo, por lo que te recomendamos que primero mires bien lo que instalarás y luego hagas una instalación conjunta.

Esto nos lleva a recalcarte algo que ya te dijimos más arriba, no solo uses el Xposed como herramienta de personalización, sino que te sirva de incentivo como para tener siempre tu móvil respaldado y, por tanto, seguro.

El uso que le des al Xposed variará enormemente si lo usas desde un Android Lollipop o superior o si lo usas desde uno inferior. Lo más probable es que, si estás en un Android 4, querrás tener las nuevas iconografías Material Design, ideales para quienes aman este tipo de interfaz, existe un módulo llamado Material Status Bar que es sólo para eso, pero funciona perfecto.

De la misma manera, el GravityBox, quizás el módulo más célebre de todo el conjunto que abarca el Xposed; es un módulo que te permite hacer “literalmente” lo que quieras con la interfaz de tu móvil, modificando desde los niveles de volumen (escalones), pasando por el nivel mínimo y máximo de brillo en la pantalla y llegando hasta modificar el bloqueo de pantalla por defecto, permitiendo que éste sea personalizable. En KitKat fue un éxito total.

Otras aplicaciones que se llevan trofeos son las herramientas de seguridad y ahorro de batería, Greenify es, por excelencia, la aplicación más famosa a nivel de usuarios root en el ahorro de batería, pero ¿en realidad hace que dure más? En muchos casos, sí, pero hay una gran desventaja: a veces es tan agresiva que no permite que aplicaciones funcionen bien, tal es el caso de las notificaciones de mensajes en Telegram.

El MaxLock (que tiene una versión gratis, pero “pro”, llamada PseudoPro, ideal para los “indecisos”) es el módulo que se lleva las de ganar en el Xposed, el nivel de personalización es el máximo, no hay algo que puedas pensar que ellos no te ofrezcan allí.

¿Te ha gustado?