GameGuardian para Android es una aplicación muy interesante, la cual te servirá para poder tener ventaja sobre el resto de usuarios.

Simplemente, estamos hablando de una aplicación de trucos, es decir, que modifica alguna estructura interna en algún juego, con el objetivo de que el usuario tenga algún tipo de ventaja que el juego no te proporciona.

Por ejemplo, puedes hacer que el tiempo vaya más rápido, para que esos edificios estén construidos más rápido. Puedes tener más vidas, más dinero del juego, puedes hacer que seas más rápido que tu coche rival y mil cosas más. Es parecido a lo que hacía Cheat Engine en Windows.

Por esto, si estás cansado de perder siempre, si quieres tenerlo todo más rápido o simplemente, si quieres ser mejor que los demás, prueba GameGuardian. Nosotros te ayudaremos a descargar e instalar la aplicación, además de a preparar el móvil (rootear), para que pueda funcionar de la forma correcta.

Instrucciones para Descargar y Consejos

  1. Rootear el móvil:
    Lo primero que debes saber, es que para que GameGuardian pueda funcionar en un teléfono Android, este debe tener permisos especiales de root, es decir, debe estar rooteado. El acceso root en un móvil, quiere decir que hemos modificado el usuario del sistema, para que este tenga todos los permisos de administrador de sistemas. Android por defecto tiene sus teléfonos limitados, para así evitar la fuga de datos y evitar que virus puedan tomar el control. Sin embargo, también estas limitaciones impiden aprovechar todo el potencial del terminal. Rootear el teléfono puede ser fácil o difícil, dependiendo mucho del terminal, ya que algunos se hacen muy fácil y otros no. Sin embargo, nosotros vamos a ver a grandes rasgos cómo rootear un teléfono, ya que es un requisito indispensable para que GameGuardian funcione de la forma correcta en Android, ya que sin rootear, directamente no sirve para nada. Esto también pasa en otras aplicaciones, así que es algo sin duda muy común.

    1. Mirar el modelo de terminal:
      Lo primero que debemos hacer, es mirar el modelo del terminal que debemos rootear, es decir, el móvil. Esto es porque las aplicaciones que existen sólo son capaces de rootear algunos terminales, no todos. Aquí tu mayor aliado es google, el cual si buscas como rootear tal teléfono, te dirá las aplicaciones que son capaces de hacerlo y las que no. De esta forma, podrás estar seguro de qué aplicación funcionará mejor.
    2. Descargar la aplicación correspondiente:
      Ahora que ya sabemos cuál es la aplicación que funciona mejor para nuestro móvil, debemos descargarla. Aquí hay dos tipos de aplicaciones para rootear: En primer lugar, tenemos aplicaciones que se descargan desde el propio teléfono móvil, como kingroot o framaroot, las cuales simplemente con bajar la aplicación y ejecutar un xploit, ya tendremos rooteado el móvll. Luego hay otras como kingoroot u otra versión de kingroot, que se instalan en Windows y mediante un cable USB, se rooteará tu teléfono. Descarga la aplicación que corresponda en cada caso. Si no hay información al respecto,es que tu móvil aún no se puede rootear, así que tendrás que esperar hasta que salga una aplicación que sea capaz de hacerlo
    3. Seguir los pasos:
      Ahora que ya hemos descargado la aplicación correspondiente, es la hora de pasar a seguir los pasos correspondientes que la aplicación nos indique. En el caso de las que de descarga en Android, lo único que solemos tener que hacer, es pulsar un botón y esperar a que lo haga todo. Después el móvil se reiniciará y tendremos instalado el gestor de permisos, en el cual tendremos que habilitar la aplicación GameGuardian una vez que la hayamos instalado. Eso sí, si las aplicaciones son de ordenador, ya la cosa se complica un poco. En este caso, lo que hay que hacer es seguir los pasos al pie de la letra, que suele ser conectar el móvil cuando se te pida y cosas así. Esto complica un poco las cosas, ya que un pequeño fallo podría estropear el teléfono para siempre.
  2. Descargar la aplicación:
    Ahora que ya hemos rooteado el móvil, es la hora de descargar GameGuardian, ya que ya cumplimos los requisitos necesarios para que esta aplicación funcione. En este caso,estamos hablando de una aplicación baneada, es decir, de una aplicación que ya no está en el Play Store y que por esta razón,debemos descargar de otros sitios. La razón del baneo, es que los trucos y demás no están permitidos en juegos online y por eso tiene su riesgo, del cual hablaremos más adelante. Si quieres descargar GameGuardian, lo tendrás que hacer desde fuentes alternativas e instalar la aplicación apk. Las dos mejores fuentes alternativas de descargas que conozco son estas dos, las cuales son las que menor riesgo de virus tienen.

    1. Up To Down:
      Up To Down es una de las mejores páginas web para descargar todo tipo de aplicaciones en Android y en otros sistemas operativos. Es una página que funciona muy bien, que es rápida y que además, tiene todas las aplicaciones actualizadas. Aquí si buscas GameGuardian, podrás encontrar fácilmente la aplicación, algo que te servirá para descargar el apk pulsando un botón y después instalarlo en tu sistema operativo Android. Eso sí, por defecto los orígenes desconocidos en Android están desactivados, así que podrías tener que activar esta opción en ajustes y seguridad, para que así te deje instalar.
    2. Aptoide:
      Aptoide es una aplicación que es como una especie de market alternativo, el cual te permitirá descargar todo tipo de aplicaciones actualizadas y aplicaciones baneadas, de la misma forma que si fuera el Play Store. Aptoide es también una aplicación baneada, así que recomiendo descargar el apk desde la página oficial del mismo, algo que te servirá para descargar esta aplicación e instalarla. Una vez que esté, ya podremos usar el buscador de la misma para buscar Game Guardian. De esta forma, nos llevará a la aplicación, la cual seguramente esté en su última versión si escoges el repositorio correcto. Una vez que esté lista, vamos a darle a instalar y ya lo tendremos listo, junto a las actualizaciones de forma automática si añadimos el respositorio.
  3. Ejemplos de uso:
    Ahora que ya hemos instalado esta aplicación, es la hora de que veamos algunos ejemplos para usarla y así, sacar el máximo partido a la misma. Estos ejemplos te permitirán usar Game Guardian en tus juegos favoritos y así aumentar las posibilidades de éxito.

    1. Aumentar nuestras vidas:
      En primer lugar, lo que podemos hacer, es aumentar nuestra cantidad de vidas en ciertos juegos. Las vidas son los intentos en los que podemos hacer algo y si digamos nos matan o fallamos, perdemos una vida. Los juegos suelen ofrecer una cantidad limitada de vidas y muchos de ellos, nos exigen pagar dinero real para tener más vidas o esperar mucho tiempo. Gracias a Game Guardian, podremos tener más vidas y así conseguir sobrevivir mucho más tiempo, logrando así evitar la frustación de no poder jugar por no tener vidas.
    2. Dejar pasar el tiempo:
      En muchos juegos, sobre todo en los de construcción, necesitas que pase el tiempo para que puedas seguir jugando. Juegos como Clash of Clans, necesitan unas horas para que una aldea se construya, algo que desespera a los más impacientes. Gracias a Game Guardian, podemos hacer que el tiempo pase más rápido, haciendo simplemente que la hora del juego cambie y haciendo creer al juego que ha pasado más tiempo del que debería haber pasado. De esta forma, podrás tener ventajas sobre el resto de usuarios.
    3. Acelerar procesos:
      Además de poder pasar el tiempo, esta aplicación permite también hacer que los edificios se construyan más rápido o que el juego haga lo que queramos más rápido de lo normal. Esto también sirve para evitar las esperas, así que sin duda también es una gran opción para poder configurar el juego y ser mejor que los demás.
    4. Otros:
      En realidad, Game Guardian te permite hacer absolutamente de todo, ya que es una aplicación muy completa y que te permite tocar hasta el último aspecto del juego. Desde conseguir material de pago gratis, hasta ser más rápido que el rival, pasando por algunas modificaciones gratis y demás.
  4. Advertencias:
    Esta aplicación sin duda está muy bien y puede cambiar tu vida, igual que Cheat Engine lo hizo en Windows hace años. Sin embargo, al ser una aplicación baneada, puede traerte problemas que debes conocer. Nosotros no nos hacemos responsables de lo que pueda pasar aquí.

    1. GameGuardian no está permitido en muchos juegos online:
      En primer lugar, debes saber que Game Guardian está prohibido en juegos online competitivos como Clash of Clans, Need For Speed No Limits, Clash Royale… Esto es obviamente para evitar tramposos que puedan tener ventajas sobre los usuarios que no hacen trampa. Por este motivo, aunque puede que no te pillen, puede también que pierdas la cuenta.
    2. Rootear el móvil puede dañar el teléfono:
      GameGuardian exige acceso root, así que también tienes el riesgo de las aplicaciones root. Al ser root, pierdes la garantía del fabricante, además de que eres más vulnerable a los virus. Por este motivo, debes tener cuidado con lo que haces.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.