Rootear un teléfono móvil consiste en liberar todo el potencia del mismo, es decir, en hacer una pequeña escalada de permisos para que el teléfono móvil pueda tener permisos absolutos sobre todo.

Rootear viene de la palabra root, que es el nombre que tienen los usuarios con privilegios en linux, más conocidos como superusuarios. En Linux, estos usuarios tienen control total sobre todas las aplicaciones y procesos del sistema operativo.

La verdad que esto da muchísimo juego a los sistemas operativos, ya que permite que tomemos el control sobre actividades que normalmente no se pueden hacer, como cambiar configuraciones avanzadas y demás. Como Android está basado en Linux, lo suyo sería poder tener derechos de root siempre para poder hacer todo esto.

Sin embargo, aunque Android sea Linux, las Roms de Android no vienen con derechos de superusuarios, es decir, que no vienen rooteadas. La razón suele ser por seguridad, ya que las aplicaciones con permisos avanzados pueden controlar el sistema, algo que pueden aprovechar los hackers y otros usuarios con fines maliciosos con el fin de controlar el sistema operativo.

Además en Android no se pueden alcanzar estos permisos tan fácilmente como en Linux, donde sólo tienes que teclear la palabra “su” en la consola de comandos. Aquí la cosa es un poco más compleja, ya que te exigen que utilizando programas externos te saltes la protección anticopia y logres rootear el dispositivo.

Por este motivo, mucha gente se come la cabeza intentando rootear sus teléfonos móviles, ya que no pueden hacerlo fácilmente. Muchas veces no saben que programas usar y otras veces suelen tener problemas con el rooteo, llegando a dañar el teléfono.

Si no necesitas root te recomendaría no rootear el móvil, ya que está en riesgo. Sin embargo, hay algunos programas que únicamente podemos instalar si hemos adquirido estos permisos especiales de super user. Esto hace que en ciertas ocasiones sea obligatorio hacer un root del teléfono móvil, ya que sino no vamos a poder disfrutar de estas funciones.

Además de eso, muchas veces nos puede venir bien para hacer ciertos experimentos en el mundo de Android y modificar algunas cosas que no podemos modificar de la forma normal. Realmente todo lo que sea experimentar es bueno, sobre todo si lo hacemos sabiendo lo que se hace.

Por este motivo, te he preparado este artículo en el cual te voy a explicar cómo se puede hacer un completo root de Android de una manera sencilla, para que así puedas disfrutar de un teléfono móvil totalmente funcional y con todas las funciones de super usuario abiertas.

Antes de empezar con las instrucciones te aviso de que este artículo es meramente informativo. Rootear un teléfono móvil obviamente tiene un riesgo, el cual debes correr. No me hago responsable de lo que te pueda ocurrir con tu teléfono móvil, así que debes correr con la responsabilidad si quieres seguir adelante.

Instrucciones para rootear

  1. Rootear desde aplicaciones:
    El primer método que vamos a aplicar para rootear correctamente un teléfono móvil, es desde aplicaciones especiales de Android, las cuales se encargan de rootear el teléfono móvil con tal sólo un click. Estas aplicaciones no se encuentran disponibles en el Google Play Store, ya que han sido baneadas porque no cumplen con las normas de uso de Google Play, ya que Google no aprueba el rooteo. Sin embargo, si que se pueden encontrar haciendo una búsqueda en google o través de markets de apk como Aptoide, logrando de esta manera descargarlas e instalarlas en nuestro teléfono móvil. Vamos a explicar las aplicaciones más conocidas de todo el mercado.

    1. Framaroot:
      Framaroot es sin duda la aplicación más conocida dentro del mercado de aplicaciones para hacer root un teléfono. Esta app tiene ya bastante tiempo y es conocida por funcionar en la mayoría de teléfonos móviles. Esta aplicación se descarga en cualquier página web de descarga de aplicaciones y se ejecuta para rootear un teléfono. La forma que tiene de hacerlo es mediante scripts que hacen una escalada de permisos en el teléfono móvil, es decir, que engañan al teléfono móvil para que nos de privilegios mayores. Lo curioso es que estos scripts tienen nombres de protagonistas de la famosa comunidad del anillo, de la película del señor de los anillos. Además si tal que un script no es apto para nuestro teléfono no pasa nada, ya que no realizará ningún cambio. Al final de la instalación del root, el teléfono se reiniciará y se instalará la aplicación supersu, que es un gestor de permisos que funciona bastante bien.
    2. Kingroot:
      Kingroot es una aplicación china con un gran porcentaje de éxito en teléfonos móviles. Esta aplicación se suele usar como alternativa a Framaroot, ya que esta no puede rootear algunos teléfonos que Kingroot si se puede. Esta aplicación es de las llamadas “one button”, es decir, que únicamente pulsando un botón lograremos hacer root nuestro teléfono. Al igual que ocurre con framaroot, nos dirá si nuestro teléfono es compatible con el root antes de hacer nada, así que no hay que preocuparse por hacer root un teléfono que no es compatible. Una vez que el teléfono ha sido rooteado, kingroot instalará su propio gestor de permisos, el cual además tiene un depurador de aplicaciones integrado, el cual sirve para mantener aplicaciones cerradas y evitar que se abran de manera automática.
    3. Otras:
      Solamente hemos nombrado las dos aplicaciones para rootear un teléfono más famosas, sin embargo, ni mucho menos esto se queda ahí, ya que existen muchas más aplicaciones que sirven para este cometido. Realmente si haces una búsqueda en Google de las aplicaciones que sirven para rootear un teléfono móvil, te vas a encontrar bastantes aplicaciones que sirven para ese cometido. Una buena forma de buscar es buscar tu modelo de teléfono, ya que ahí se te descargará la aplicación concreta que es capaz de rootearlo.
  2. Rootear desde el ordenador:
    Muchas veces las aplicaciones de un sólo click no funcionan, ya que por la razón que sea, unos teléfonos vienen más protegidos contra el root que otros, haciendo que sea un poco más complicado rootear los mismos, es decir, hacer una escalada de permisos para que estos funcionen correctamente. En este caso, lo que hay que hacer es rootear el teléfono desde el ordenador, algo que podemos hacer instalando un software de terceros en el mismo y conectando el móvil por cable usb al ordenador,a  menudo instalando también una aplicación en el móvil para realizar esta tarea. Vamos a explicar las aplicaciones más populares y las que funcionan realmente para rootear un teléfono móvil fácilmente.

    1. Vroot:
      Esta aplicación es una de las más famosas y conocidas para rootear un móvil desde el ordenador, ya que tiene un porcentaje de éxito bastante elevado. Esta aplicación se descarga en un ordenador con Windows y en un teléfono con Android. Una vez que conectemos el teléfono por USB, debemos abrir la aplicación en el ordenador y pulsar en rootear. Si todo ha ido bien, la aplicación nos va a reconocer el teléfono Android de manera automática, algo que nos permitirá empezar con el rooteo específico de cada teléfono móvil y esperar a que termine. Esta aplicación la recomiendo porque tiene bastantes ventajas y bastante buen funcionamiento, así que vas a lograr que el teléfono esté rooteado en casi todas las oportunidades.
    2. Kingo Android Root:
      Esta aplicación de reciente creación me ha llamado la atención por su facilidad de uso, ya que sus creadores se han encargado de crear una aplicación para rootear desde el ordenador que permita hacer root en un teléfono móvil con un sólo click. Kingo Android Root es especial por esta razón, ya que realmente hace lo mismo que Vroot, pero más rápido y rooteando distintos modelos de teléfono que Vroot no puede rootear. Realmente es una buena aplicación por su facilidad de uso y por su buen rendimiento.
    3. Otros:
      Al igual que hemos hecho con las aplicaciones de teléfonos móviles, sólo hemos nombrado las aplicaciones más importantes y las que consideramos a nuestro juicio que mejor funcionan. Sin embargo, esto no siempre es así, ya que tenemos cientos de aplicaciones para realizar esta tarea que funcionan bastante bien. Realmente con una simple búsqueda en Google podemos encontrar miles de formas de rootear un teléfono desde el ordenador, tan sólo hay que buscar la forma adecuada para cada teléfono móvil y dedicar el suficiente tiempo para poder hacerlo correctamente.
      Cómo rootear
  3. Ventajas que tiene el rooteo:
    Rootear un teléfono móvil tiene sus grandes ventajas, ya que si no las tuviera, no tendría ningún sentido realizar esta operación, ya que sería como estropear el teléfono móvil sin ningún motivo. La principal ventaja que tiene un móvil rooteado frente a un móvil normal es la posibilidad de instalar aplicaciones exclusivas para root, como por ejemplo GLTools para mejorar los gráficos, Sixaxis controller para instalar un mando de PS3 en tu teléfono móvil y en definitiva, aplicaciones que tocan funciones ocultas del teléfono que no están disponibles para cualquiera. En segundo lugar, rootear nos permite sacar el máximo partido a aplicaciones estándar que tienen alguna función escondida. El mejor ejemplo es la aplicación de limpieza clean master, la cual si tienes el móvil rooteado, tienes más funciones extras como por ejemplo limpiar procesos del sistema y bloquear aplicaciones para que no se inicien. Finalmente podemos tocar algunos procesos del teléfono y modificar funciones, como por ejemplo remapear los botones o crear un menú recovery personalizado. También tendremos acceso a programas para activar aplicaciones piratas como Lucky Patcher, los cuales no funcionan de la manera correcta si no hemos rooteado el móvil.
    Cómo rootear
  4. Desventajas que tiene el rooteo:
    Sin embargo, no todo iban a ser flores, ya que rootear un teléfono móvil no solo tiene ventajas, sino que también tiene algunas desventajas que deben ser tenidas en cuenta. La primera de todas es que puedes anular la garantía del teléfono, es decir, que si acudimos a reparar el teléfono a la tienda, nos va a decir que no lo cubre porque lo hemos rooteado(aunque se pueda desrootear el móvil para evitar esto). La segunda opción es que podemos estar vulnerables antes virus, ya que hay aplicaciones que si tienen permisos de superuser pueden instalar programas maliciosos en tu teléfono móvil. Finalmente puede ser que empiece a fallar el teléfono móvil, algo que me ocurrió a mi al instalar Kingroot. Al instalar un root, estamos tocando la delicada partición system, así que si algo sale mal , puede ocurrir que el teléfono móvil deje de funcionar correctamente. Si esto pasa, lo que hay que hacer es hacer una instalación de una rom limpia desde PC, para eliminar por completo la rom antigua, ya que si hacemos el método clásico de resetear desde fábrica, no vamos a perder el root, puesto que este viene instalado en system. De esta manera, vas a poder tener un móvil instalado completamente desde 0 y sin rastro del root.
¿Te ha gustado?